Desde las profundidades del espacio, más allá de nuestro sistema solar, ha llegado este juego indie rogue-lite que nos ha sacudido por completo.

Bueno, en realidad viene de Guadalajara, México, pero sin lugar a dudas, «I’m not jelly» ha sido una de las sorpresas más gratas de 2021.

Nacido del vientre del estudio desarrollador independiente 1 Simple Game, su juego I’m not jelly es portador de un estandarte del prometedor futuro en la industria de los videojuegos mexicanos.

En Bit Gamers tuvimos la oportunidad de hacer el playtest y conversar con el director de arte del equipo desarrollador en nuestro programa Bits en Vivo, el cual puedes ver aquí.

Pero ya fue suficiente publicidad descarada, ahora hablemos del juego.

Las verduras sí son tan malévolas como creíamos de niños

I’m not Jelly nos cuenta la historia de una civilización de humanoides gelatinosos que un día se ve atacada por una fuerza alienígena de verduras invasoras. Puedes tomarte el tiempo de leer de nuevo esa oración, anda, nosotros también lo hicimos.

Estas maquiavélicas verduras, conocidas como Plantizards, han decidido devorar a toda la civilización Nojellian, alegando que “Saben como gelatina”. En respuesta, el gobierno Nojellian ha desarrollado súper soldados capaces de mutar y evolucionar para derrotar a la amenaza planto-reptiliana.

Si necesitas leer de nuevo el párrafo para procesarlo, adelante, acá te esperamos.

I'm Not Jelly Imagen historia

Colorido, Violento y Divertido

Uno de los aspectos principales que nos llamó la atención es la pintoresca variedad de colores, perfectamente combinados para que sea fácil distinguir qué está sucediendo en el caos del campo de batalla. En todo momento el contraste de colores, así como las animaciones bien detalladas de todos los personajes, permiten una lectura inmediata de lo que está apunto de ocurrir para reaccionar rápidamente y formular nuestra estrategia.

Sin embargo, esto no significa que este Hack-and-slash sea fácil, por el contrario, pondrá a prueba tus sentidos y coordinación con su escalante rampa de dificultad que nos remonta a las épocas del gaming en arcade. El éxito o fracaso de cada intento cuelga de un hilo, y un movimiento mal planeado significa reiniciar el nivel.

I'm not Jelly imagen escenarios

En cuanto a la jugabilidad podemos declarar con toda confianza que hace mucho tiempo no habíamos tocado un juego que enseñe al jugador sus mecánicas de manera tan intuitiva y natural como lo hace I’m not Jelly; cada enemigo y obstáculo nuevo es presentado en un entorno controlado donde podemos enfocar toda nuestra atención en él y posteriormente, se le incorpora en entornos con amenazas ya conocidas, agregando una nueva variante de dificultad a la experiencia.

Im not jelly imagen plantizards

Hay talento, solo falta apoyarlo

A partir del 19 de Octubre 2021, I’m not Jelly se encuentra en su fase de fondeo a través de la plataforma Kickstarter, con un objetivo de $400,000 MXN para su publicación, el equipo de 1 Simple Game tiene una plétora de recompensas para los que contribuyan a la creación del juego, desde una copia del soundtrack y el artbook del juego, tanto físico como digital, mercancía de los personajes e incluso diseñar tus propios personajes, enemigos y niveles para el juego.

I’m not Jelly estará disponible originalmente en la plataforma de Steam, pero con suficiente amor, es posible llevar este proyecto a otras plataformas, entre ellas el Nintendo Switch.

Si no ha quedado claro para este punto, en Bit Gamers recomendamos ampliamente apoyar y estar al pendiente de todo lo que suceda con este juego que nos ha dejado fascinados. Si no están convencidos todavía, aún están a tiempo de probar el demo del juego, solo tienen que descargarlo de aquí.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •