La guerra de consolas 

La guerra de consolas es un tema que en lo particular se me hace la cosa mas absurda en relación a los videojuegos.
Dividir un grupo es la manera más sencilla de destruirlo y por desgracia, eso es lo que está pasando desde hace tiempo con los jugadores.
La culpa no es, tal cual, de nosotros como jugadores.
Las mismas empresas iniciaron esta bola de nieve que, si bien podía ser un parteaguas para vender más, se creo para ganarle una competencia de ventas y terminó por polarizar a la comunidad.
Yo creo que no se vale que nosotros los jugadores estemos metidos en una absurda guerra de consolas buscando cuál es la mejor, cuando al final lo que debería unirnos es que amamos los videojuegos. O ¿Qué? ¿Amamos la consola o jugar videojuegos?
La misma pregunta es estúpida.
Igual y ya deberíamos preguntarnos si realmente amamos los videojuegos o simplemente debido a una falta de identidad decidimos amar una consola para poder pertenecer a un grupo. 

Los responsables

Está feo buscar responsables pero es necesario. Como en todo alguien termina por tener la culpa y en este caso no hay quien se escape, más que nada porque ya es una historia del dominio público.
Cuando empezaron «oficialmente» los videojuegos a ser parte del día a día de la sociedad, se sabe que esto era un asunto meramente de entretenimiento no apto para todos.
Los videojuegos siempre han sido señalados de «malos» por una razón u otra. Así que no todas las personas han estado metidas en este rollo.
Hubo una época donde existieron varias consolas conviviendo al unísono sin que existiera esa tontita guerra de consolas.
Digamos que las tres primeras generaciones de consolas fueron todo miel sobre hojuelas porque no existía esa enferma discusión en cuál era mejor, porque los jugadores podían decidir que se compraban y que jugaban hasta que llegó Nintendo con su NES y prácticamente todo mundo que tuviera la capacidad económica, se decantó por esa consola.
Las consolas que convivieron sin estar en guerra fueron la Commodore VIC 20, Atari PONG, Atari 2600, Atari 7800, Magnavox Odyssey, Color TV Game, Farchild Channel F, Coleco Vision y la poderosa Nintendo Entertaiment System.
Digamos que fueron casi 20 años de felicidad sin guerra de consolas.
En la cuarta generación nacieron los dos responsables de iniciar esta estúpida guerra de consolas.
Super Nintendo y Sega Mega Drive (Sega Genesis aquí en occidente).

Por cierto. ¿Sabías qué el primer videojuego se remonta a 1952? ¡Se llamaba OXO!
Aquí te dejo el wikilink para que le des una checada.

guerra de consolas mario vs sonic
guerra de consolas master chief y kratos

El comienzo

Como seguramente muchos sabrán la batalla encarnizada en la que se metieron Nintendo y Sega por vender más consolas se convirtió en una guerra sin escrúpulos.
Antes de Twitter la vida era muy distinta y la gente no podía crear hilos quejándose de las cosas y causar efecto en las empresas para poder generar cambios y estas hacían lo que querían en sus anuncios.
Si creían que era necesario insultar o despreciar a una persona por usar Sega o Nintendo en sus comerciales, lo hacían.
Los «insultos» cada día eran peores. Estaban generando que la gente al momento de elegir una consola u otra, automáticamente entrara en un bando. Tremenda estupidez.
El ser humano tiene esa necesidad de pertenencia y las empresas saben perfectamente que esa misma necesidad les sirve de herramienta para dividir en diferentes grupos a los usuarios.
Está muy jodido lo que voy a decir pero; para las empresas no somos más que números en ventas y si para llegar a sus resultados financieros tienen que generar odio entre los jugadores lo van a hacer.
Eso paso en la cuarta generación y así ha sido desde entonces.

Consecuencias

Desde que Sega se aferró a que Sonic fuera más molón que Mario esta guerra de consolas se volvió cada vez más y más un sin sentido que al final terminó por llevar a Sonic a un loop infinito del que ya no pudo salir.
Para mi gusto esa necesidad de hacer que Sonic fuera mejor que Mario fue la misma soga que lo ahorcó.
Yo creo que el hecho de que Sonic fuera siempre «algo más y mejor» que Mario hizo que se volviera en un videojuego que no podría ser rentable a largo plazo.
Después de un tiempo iba dejar de ser divertido que los juegos de Sonic tuvieran que ser tan frenéticos. No había más que eso, correr, correr y seguir corriendo.
Mario se pudo adaptar a las nuevas generaciones por el hecho de que no tenía tanta prisa. Mario se puede quedar a contemplar un escenario, Mario puede explorar con calma y su naturaleza plataformera le da esa libertad. Sonic anda tan apresurado que no puede detenerse a buscar secretos o explorar zonas ocultas.
Tiene que llegar a la meta y tiene que hacerlo rápido.
Más adelante en esta historia llegó Sony a la fiesta y curiosamente hizo lo mismo que Sega. Y yo sigo sin entender por qué hizo lo mismo si previamente habíamos visto que no le había funcionado con Sonic..

Mascotas en pleito

Sony al entrar en esta turbia historia lo hizo sin su mascotita (por sino había quedado claro, Mario es la de Nintendo y Sonic es la de Sega) y la empresa Naugthy Dog buscando hacerse notar se aferró a crear la mascota para Sony que oficialmente nunca lo fue pero para la mayoría de los usuarios sí.
Para nosotros Crash Bandicoot fue la cara de Playstation durante varios años, pero igual, andaba con prisas.
En la primera década de los 2000 la situación fue cambiando cada día y más mascotas entraron al coliseo.
Crash se fue alejando de los reflectores y entro el dios de la guerra Kratos al quite junto con el Master Chief cuando Microsoft decidió que debía formar parte de esta pachanga.
Habiendo sido presentada la lista de anfitriones de la guerra de consolas podemos pasar a la parte que nos atañe.
Como les decía unos párrafos arriba, todo es cuestión de números, ventas, dinero y una lucha por ver quien tiene la base de jugadores y compradores más grande.
Obviamente nosotros somos el eje de cómo se va a resolver esta ecuación.
A nosotros nos enseñaron a formar parte de algo, a ser parte de un grupo. Lo hacemos en el colegio, nos juntamos con un grupo de amigos y a veces cometemos el error de hacer estos grupos impermeables cuando deberíamos hacer lo contrario y siempre dar pie a que nos juntemos más personas. La unidad en los grupos genera un éxito automático, para bien o para mal, desgraciadamente.
En este tema Mario Bros, Kratos, Sonic y Master Chief, digamos que eran los lideres de los grupitos.

¿Qué onda con los jugadores?

¿Nosotros como jugadores en donde quedamos?
Tenemos que ser realistas y dejar de crear fandoms par no dar pie a que las empresas con sus enfermos deseos de vender más nos sigan separando.
Como jugadores no debemos estar metidos en una guerra de consolas, es estúpido querer dividir una comunidad tan hermosa como lo es la comunidad de la gente que amamos los videojuegos. Da lo mismo si juegas FIFA, Call of Duty, Splatoon o si te gustan los juegos de móviles o si juegas con una 3080 en monitor curvo 8k.
Jugamos videojuegos y eso nos hace felices, nos saca de nuestro ensimismamiento y nos permite competir, vivir aventuras, rescatar princesas, meter goles, anotar touchdowns, crear líneas de dulces, volar cabezas, usar poderes, crear asentamientos, organizar hospitales o ciudades, manejar vehículos super deportivos, aviones, jets de caza, coordinar un restaurante o simplemente ser un insecto que blande una uña como si fuera una espada mientras vive miles de aventuras.
Todas las consolas tienen lo suyo, la Playstation tiene sus cosas buenas como las tiene Xbox. Nintendo también tiene cosas muy interesantes como las tiene un celular. Y la experiencia de jugar en una PC también es algo que ninguna de las demás tienen.
Sea cual sea el videojuego que juegues, disfrútalo. No hay consolas buenas, malas o mejores, usualmente la mejor consola es la que te deja vivir las mejores aventuras o la consola donde están tus amigos y con los que se reúnen para jugar en línea.
A veces la mejor marca para ti puede cambiar con el tiempo así como Crash Banticoot y Sonic tuvieron su época dorada, también lo fueron Marcus Fenix y Mario o Link.

El videojuego que lo cambió todo

Fortnite ha hecho algo para hacer a un lado esta guerra de consolas y a pesar de que es un juego muy criticado por muchos y evidentemente amado por otros, agradezco que haya dado pie a que esta guerra de consolas absurdas vaya viendo poco a poco su final y podamos unirnos como un solo grupo de jugadores al rededor del mundo.
Rompió una barrera que creíamos indestructible implementando el crossplay multiplataforma permitiéndonos armar un equipo desde nuestra PC con un jugador de Nintendo Switch otro de Playstation 4 y uno más de Xbox. Después nos permitió tener a Kratos y al Master Chief en una misma partida en una consola de Nintendo… ¿Inverosímil? ¡nah, qué va!
Todos nos merecemos un mundo mejor y nosotros podemos poner nuestro granito de arena dejándonos de payasadas y respetando a todo aquel que disfrute de un videojuego, en el formato que lo juegue.

En fin, adoro jugar videojuegos y tener amigos en todas las plataformas es algo invaluable porque, te pares donde te pares, siempre tendrás un amigo para jugar. Si quieres leerme hablando más del tema de videojuegos sólo da click AQUÍ.
UwU

Frank SD

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •