Don’t look up

¡Uff! Después de haber visto la película Don’t look up, les puedo decir que esto se va poner bastante bueno.
Este artículo tiene spoilers así que, si no has visto Don’t look up, vete, corre como el viento y mira la película.
Regresa cuando termine la escena post créditos. ¡Oops!
¿Ya la viste? Ok, toma mi mano y acompáñame.
Conociendo la premisa de Don’t look up sabemos que se trata de un cometa que mide casi 10 km y que se va a ensartar en la tierra.
Literalmente.
Se cree que hace unos 65 millones de años el meteorito que eliminó a los dinosaurios, del que nuestro país fue el feliz protagonista, cayó en Chicxulub y medía más o menos lo mismo.
En la península de Yucatán descansa oculto un cráter de aproximadamente 180 km de diámetro y es el recordatorio de lo amenazante que es el espacio exterior.
También nos recuerda lo vulnerable que es la vida en nuestro planeta.

La ciencia detrás de la ciencia ficción.

Nuestros protagonistas, ambos astrónomos, la cuasi doctora Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence) y el Doctor Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) descubren el cometa.
Después de horas de revisión de datos concluyen que impactará en la tierra en 6 meses, aproximadamente.
Una de las ideas que nos transmite Don’t look up es lo absurdamente metida que está la población mundial en las redes sociales y que vivimos como zombies, al día.
No vemos más allá de lo que poseemos materialmente, nuestra sociedad se está volviendo cada vez más vacía.
¿Qué carro o teléfono celular traes? ¿Cuántos likes tienen tus publicaciones? o ¿Cuántos retweets tuviste hoy?
Curiosamente una cosa lleva a la otra.
Todo lo que deseamos comprar para llenar esos «vacíos» contiene en su interior algo que se encuentra de manera abundante en la corteza terrestre. Silicio.

don't look up chicxulub
don't look up minería

De silicio y RTX

En estos momentos empezando el 2022, nos vemos en la triste situación de que la escasez de tarjetas gráficas sigue vigente.
No hay fecha para que esto vuelva a la normalidad y puedas actualizar esa 1080, así que ni te ilusiones.
Esto es algo que nos aterra no sólo a los gamers sino a todo el sector de electrónicos.
Uno de los principales materiales que se utilizan para la fabricación de las GPUs o tarjetas gráficas, que tanta felicidad nos dan al renderizar nuestros videojuegos, es el silicio metálico.
Es un semiconductor que, dentro de sus características principales, está la de ser un excelente conductor o aislante de energía, según se requiera.
Ergo, muchísimos dispositivos electrónicos,  lo requieren para su funcionamiento.
O sea, es un material muy chingón.
Peeeeeeeero, el problema es extraer ese silicio metálico de una manera «muy pura» es muy complicado, caro y pues COVID.

Don’t look up, gamers

Como gamers estamos en un situación muy precaria porque NO SOMOS PRIORIDAD.
Actualmente los mineros de criptomonedas están acaparando las pocas unidades de tarjetas gráficas que se producen a nivel internacional.
Estas son necesarias para hacer sus granjas de minado, volverse ricos y acabar con el planeta.
Otro día abordamos el asunto de la contaminación y su relación con las criptomonedas.
En Don’t look up nos hablan de unos materiales que son importantes para una empresa, mismos que escasean en el planeta y da la casualidad de que los tiene el cometa.
El objetivo de los astrónomos es evitar a toda costa que el cometa acabe con la humanidad. Por desgracia, los empresarios sólo quieren ensanchar aún más sus bolsillos.
Deciden que es mejor mandar unos drones a fragmentar el cometa para poder recolectar los fragmentos del material después de que hayan caído en la tierra, en lugar de salvar a la humanidad y destruirlo.
Dada la escasez actual, estoy seguro que si estuviéramos en esa situación y llegase a ser silicio metálico, tratarían de hacer la misma estupidez que hacen en la película.

Por cierto, hablando de silicio.
¿Sabías qué Silicon Valley es sólo un área en la Bahía de San Francisco a la que le llaman así en honor a lo importante que es el silicio en todos los aparatos electrónicos y por lo mismo es ahí donde residen las empresas más importantes de tecnología como Apple, Google, Netflix y Facebook? Qué loco. ¿No?
Si quieres saber más acerca del silicio y lo importante que es en nuestra vida diaria, fuera de los semiconductores, aquí te dejo el wikilink para que le des una leída.

¿Qué nos depara el futuro?

No tenemos una bola mágica que nos diga si este año tendremos por fin una RTX 3080 o si seguiremos con la 1080 que ya calienta más que el sol de medio día, así que, nuestro futuro es incierto.
Referente a este tema, la cosa no pinta nada bien.
Las criptomonedas siguen avanzando a pasos agigantados y su carrera cada vez es más reñida y salvaje.
No sólo es Bitcoin sino que Ether está aumentando su precio y les siguen detrás Litecoin y Ripple XRP.
Y por cierto, no olvidemos que los NFT ya andan acariciando a la industria del videojuego y a esta, le están gustando los arrumacos.
Estos bichitos virtuales también están basados en criptomonedas y blockchain. (Honestamente no sé cómo le hace actualmente la industria del videojuego que ya termina metida en todos los berenjenales.)
Tener la «libertad» de que no exista una institución internacional que regularice el uso de esta divisa genera muchísimo interés en varios sectores y mercados.
La necesidad imperiosa de cambiar de teléfono cada jodido año, como si caducaran a los 365 días de su compra.
Esa urgencia absurda de cambiar de coche cada año para estar a la vanguardia.
Lo vacía que se está volviendo la sociedad llenando esos huecos sin fondo comprando cosas cada vez más «inteligentes».
Con todo esto, lo único que van a conseguir es que, si algún día un meteorito o cometa se va a impactar en la tierra seremos tan estúpidos para preferir extraer sus materiales para poder seguir cambiando de iPhone cada año antes de salvarnos como especie humana.

¿Les puedo recomendar don’t look up?

Ampliamente. Vean Don’t look up, tiene una historia que pinta la sociedad tal cuál como es, sólo que con esteroides.
Tiene un reparto excelente. A nuestros protagonistas, dos grandes del cine actual, los acompañan (nos ponemos todos de pie, por favor) los grandes; Meryl Streep, Kate Blanchett y Mark Rylance, además de Ariana Grande, Timothée Chalamet, Jonah Hill, Ron Perlman y hasta un cameo de Chris Evans.
No es para un Oscar o Globo de Oro pero hay algo de ciencia real en lo que respecta al cometa y no está de más tenerla en cuenta.
El Físico Teórico Michio Kaku y el Astrofísico Neil Degrasse Tyson han hablado del excelso trabajo que hizo la guapísima Astrónoma, Amy Mainzer especialista en instrumentación astrofísica y astronomía galáctica además de subdirectora científica del proyecto espacial Wide-Field Infrared Explore, por su aportación en asesoría para la realización de la película.

En fin, si quieres seguir leyéndome hacer corajes o contándote otras cosas interesantes te dejo este enlace, sólo da click AQUÍ.
UwU

Frank SD

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •